Directorio y Colaboradores

María José Fuentes Labbé

Licenciada en Artes Plásticas y empresaria
Directora y fundadora de entidades relacionadas al arte

En 1987, a sus 9 años de edad, María José comenzó a participar en el grupo de niños de la fundación que entonces dirigía Néstor, con la participación de los padres, a fin de darles una formación valórica desde la infancia. Con el tiempo, participó activamente en el equipo de Relaciones Públicas y posteriormente pasó a presidir Fundación La Siguiente Generación, dedicada a la inspiración de principios en jóvenes y niños, y a ser directora de ENOC.

Luego, creó en Chile Galería ArtLabbé, de la cual es codueña junto a Néstor, emprendimiento que dio paso a su rol de directora en Fundación ArtLabbé y de

Foundation For The Arts, esta última una institución establecida en Estados Unidos. Y este año, creó una nueva fundación en Chile, Regala ConSentido.

Con la formación teológica que ha recibido de nuestro fundador, María José es responsable de grupos de oración en Chile y en Estados Unidos.

Acerca de ENOC, ella comenta: “Es una entidad que reúne a distintos actores del quehacer nacional con el único objetivo de orar por el bien común, y destaco que se ha sostenido en el tiempo, por más de 40 años con la misma visión, y se ha extendido más allá de nuestras fronteras”.

“La oración se ha transformado en una herramienta poderosa, la más grande oportunidad para unirnos, buscar puntos de encuentro, soluciones a desafíos tanto personales como colectivos, en la empresa o bien en las distintas tareas de la fundación”, agrega.

Y acerca de la amistad, ella la resalta como “el tesoro más grande que podemos encontrar en la vida. No importa dónde estemos y a qué distancia nos encontremos unos con otros, supera fronteras, idiomas, cultura, experiencias; es y será el lazo de unión más grande y el mayor testimonio. Néstor ha sido un gran ejemplo al respecto y ha mantenido, cuidado y cultivado, la amistad con cada uno de nosotros. Muchas cosas en la vida son temporales; la amistad verdadera cruza la línea del tiempo y permanece”.

Volver atrás

“Ante todo recomiendo que se hagan peticiones, oraciones, súplicas y acciones de gracias a Dios por toda la humanidad. Se debe orar por los que gobiernan y por todas las autoridades, para que podamos gozar de una vida tranquila y pacífica, con toda piedad y dignidad”.

1 Timoteo 2:1-2